,

¿Qué es el autoconsumo fotovoltaico y por qué todas las empresas deberían instalarlo?

El autoconsumo energético fotovoltaico, es la capacidad que tenemos todos para producir nuestro propia energía a partir del Sol y mediante la instalación de placas fotovoltaicas. El autoconsumo fotovoltaico se trata pues, de un complemento a nuestra instalación eléctrica convencional a través del cual no estamos consumiendo electricidad de la compañía ya que son nuestras placas fotovoltaicas las que están generando esta energía.

El autoconsumo es el futuro energético de las empresas pues se trata de una fuente de energía completamente gratis y lo más importante, completamente legal.

El autoconsumo es idóneo para cualquier empresa que tenga consumo energético diurno porque:

  • El consumo eléctrico durante el día es generado directamente por las placas, de manera completamente gratis. Todo lo que se genera se resta directamente de la factura eléctrica.
  • Si existe más consumo del que pueden generar las placas, este exceso de consumo viene suplido por la red eléctrica convencional.
  • No se necesitan baterías, a diferencia de las instalaciones de particulares, ya que el consumo se produce durante las horas de trabajo y no tiene sentido el almacenamiento, por lo tanto menos mantenimiento y menos tiempo de amortización de la instalación.

Los tiempos medios de amortización de este tipo de instalaciones son de 7 años, pudiendo bajar hasta los 4 años si se combinan con otras medidas de eficiencia energética adicionales (luz, clima, aislamiento, etc.).

Supongamos que instalamos placas solares en nuestra empresa por una potencia total de 10 kWp. Esto quiere decir que en nuestras latitudes nuestra instalación producirá del orden de 14.000 kWh al año. Este valor permanecerá invariable a lo largo del tiempo pero lo que irá en aumento es el precio de la electricidad. Dicho de otro modo, si hoy en día estamos pagando el kWh a 10 céntimos, ahorraremos 1.400€ al año, pero si dentro de 10 años estamos pagando el kWh a 20 céntimos estaremos ahorrando 2.800€ al año. El autoconsumo es pues un seguro frente a las subidas de precio de la energía. Y lo mejor es que este tipo de instalaciones tienen un tiempo de vida de 30 a 40 años.

¿Así que el autoconsumo supone simplemente un ahorro? Nada más lejos de la realidad. La monitorización de este autoconsumo junto con la monitorización de los consumos de la empresa supone una auténtica revolución en cuanto al control y seguimiento del consumo energético. Esto supone pasar el concepto de panel de control del Business Intelligence al de Energy Intelligence a través del cual con un simple vistazo sabemos todo lo que está pasando en la empresa.

¿Y qué hay del Marketing Verde? Cualquier puesta en marcha de una instalación de autoconsumo tiene que ir de la mano de algo que realmente aporte una valor añadido a la empresa, debemos aprovechar para crear “marca”. No solo debemos ser verdes sino que tenemos que dar a conocer nuestra instalación en las redes sociales. La mejor manera es a través de la propia financiación del proyecto en sí. Si financiamos nuestro proyecto de autoconsumo a través de una plataforma de inversión colaborativa podemos llegar a realizar una campaña de marketing que nos ayudará a afianzar nuestra marca y a fidelizar a nuestros clientes.

El autoconsumo es por lo tanto ahorro, control y valor para la empresa.

A lo mejor te interesa: ¿Quién paga el impuesto al sol?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *